Contemporaneo

La decoración estilo contemporáneo por lo general está basada en el orden y en las sensaciones acogedoras, basada en el uso de los materiales y en los colores, así como, por supuesto, en el uso de texturas tanto táctiles como visuales. Lo más importante de todo, es que con este estilo, creas espacios ordenados, reconfortarles, predecibles y con calma. Es conservador, formal y no está sujeto a corrientes de la moda, encontrando un equilibrio perfecto sin abusar de los contrastes.

Los muebles de estilo tradicional son de líneas curvas y rectas, combinadas, con un estilo formal y elegante. Son básicamente muebles de madera, de diferentes tipos y tonos. Pero lo más importante, es que la gran mayoría de los muebles tiene que ser grande, fuertes y pesados.

Combina con telas de gran calidad, generalmente lisas o con estampados de colores similares que hacen que no destaquen mucho. En los tejidos se utiliza el algodón y el lino con estampados en rayas, cuadrados y elementos alusivos a la naturaleza.
También es habitual ver una decoración que mezcla el mobiliario clásico con algunas piezas más modernas, ya sea por su diseño o por su material de acabado. No podemos olvidarnos de elementos decorativos como las plantas, los cuadros y esculturas. Todos estos elementos pueden amoldarse a este estilo contemporáneo. Así pues, debemos esforzarnos por encontrar objetos decorativos que tengan un gran impacto visual, pero sin recargar demasiado la estancia.